sábado, 4 de junio de 2016

Análisis del hashtag #NiUnaMenos en 2015

#NiUnaMenos: unidas y retuiteadas





Por Analía Gómez Vidal - Bastión Digital

Twitter es un micromundo. Las relaciones suelen parecerse a aquellas que vivimos en la escuela secundaria, donde las jerarquías se hacen sentir pero esta vez en favs y retuits. Sin embargo, dependiendo de qué evento miremos, podemos identificar distintas dinámicas. Algunas campañas polarizan, como Ernesto Calvo señala en su libro, “Anatomía política de Twitter en Argentina” (Capital Intelectual, 2015) al describir el caso #Nisman. Otras veces las corrientes tuiteras nos unen y despolarizan, ayudando a que distintos segmentos de la sociedad puedan hablar entre sí.

A cinco meses de la marcha Ni Una Menos, las redes sociales de esos días nos muestran evidencia de esta segunda dinámica, donde diferenciación no es polarización. En una muestra de 993.578 tuits publicados entre el 31 de Mayo y el 6 de junio de 2015, se puede ver cómo la tuitósfera acompaño a quienes se movilizaron por #NiUnaMenos, sumando fuerzas en lugar de dividiéndolas, integrando antes que confrontando narrativas. A la distancia, aún hoy, podemos pensar a las movilizaciones sociales de  #NiUnaMenos como un evento unificador.

La muestra de tuits utilizada cubre una semana, y la distribución de los tuits a través de ese período de tiempo indica cómo el evento fue cobrando relevancia online en los días previos, y decayendo posteriormente en forma casi simétrica. Tan sólo en el día de la marcha se publicaron 668.429 tuits, que representan aproximadamente el 67% de la muestra. El día anterior (02/6) y el día posterior (04/06) a la marcha, el total de tuits publicados sobre la marcha rondaron el 10% del total de esta muestra, y el resto de los días tuvieron un tráfico no superior al 5% del total.

A simple vista, estos datos parecieran indicar que si bien #NiUnaMenos fue un evento promovido principalmente a través de las redes sociales, y Twitter en particular, su relevancia en el contenido online en los días previos y posteriores fue relativamente baja respecto al día de la marcha. En otras palabras, las publicaciones generadas tuvieron como motor la marcha como evento en sí. Las consignas motivadoras, por otra parte, parecieran no haber tenido tanto éxito en el sostenimiento del tráfico de información posteriormente.

Twitter genera “geografías alternativas”, comunidades de usuarios en las cuales circulan distintos tipos de mensajes, como sugieren los trabajos de Barberá y Calvo. En el gráfico que acompaña esta nota, por ejemplo, vemos distintas comunidades que interactúan más intensamente entre sí: la comunidad oficialista, a la derecha de la visualización, incluye referentes como @RandazzoF, @RossiAgustinOK, y @Lubertino. Un poco más alejado del núcleo duro kirchnerista vemos a @danielscioli y su equipo. Hacia la izquierda del gráfico vemos a los massistas y, por encima de éste, la comunidad PRO. Esta distribución confirma lo que ya sospechábamos sobre Twitter: los diálogos son intracomunidades, reforzando códigos e ideas compartidas.

Sin embargo, incluso cuando se pueden identificar áreas políticas en la periferia de la red, los objetivos no partidarios de #NiUnaMenos se ven reflejados en los tuits de la marcha. A diferencia de las redes de la campaña electoral, elaborada por el Observatorio de Redes semanas antes, el centro de la red de #NiUnaMenos no está conformado por la política sino por figuras reconocidas del espectáculo, la cultura y los medios de comunicación, en conjunto con los usuarios no partidarios que lideraron la iniciativa. Personalidades de los medios como @Su_Gimenez o @SANTIAGODELMORO compartieron espacio con promotoras activas de la marcha como @SoleVallejos y @Marcelitaojeda. En el centro de la red vemos que aquellos tuiteros con mayor número de seguidores se convirtieron en voceros activos y predominantes de la marcha, compartiendo el espacio con los organizadores de la marcha.

Analizar el contenido de algunos de los tuits más retuiteados en esta muestra también nos lleva a entender más sobre la horizontalidad de Twitter, pero desde otro ángulo. No se trata sólo de quienes son aquellos que generan más contenido, sino también del tipo de contenido que reciben. En la política como en el espectáculo, Twitter ofrece la posibilidad de interactuar con personalidades que de otra manera no podrían ser contactadas. Incluso para las críticas.

Cuando filtramos la muestra para observar algunos de los tuits más destacados dirigidos particularmente a los candidatos presidenciales, el escrache está a la orden del día. Mientras @mauriciomacri tuvo un solo tuit con su foto apoyando la marcha el 2 de Junio, la mayor parte de las respuestas que recibió fueron críticas de usuarios sobre su propia gestión en la ciudad, o incluso algunas dirigidas a su mujer, Juliana Awada, por la denuncia contra Cheeky por explotación. Curiosamente, dichos tuits dirigidos hacia la esposa del candidato PRO, de cariz particularmente violento, proceden de cuentas que se encuentran actualmente suspendidas.

@danielscioli, por su parte, recibió reacciones tanto positivas como negativas. Si bien no participó activamente de la promoción de #NiUnaMenos a través del uso del hashtag, o incluso la publicación de su foto pronunciándose a favor de ella, si tuiteó sobre III Foro Internacional sobre los Derechos de las Mujeres, organizado el mismo día (y cuyo hashtag fue #ForoPoderConMujeres). Dicha participación logró que el candidato fuera asociado mayoritariamente con reacciones positivas. Sin embargo, también recibió reclamos por parte de otros usuarios, quienes le recriminaron su cercanía a figuras controversiales como José Ottavis –denunciado por su ex esposa por violencia de género-.

@SergioMassa fue el candidato que mejor pudo capitalizar su adhesión a la marcha, de la mano de su esposa, @MalenaMassa. Los tuits más populares de la pareja fueron relacionados con la convocatoria, y mayoritariamente replicados por su propio equipo, mediante cuentas como @JovenesenMassaL . Así, entre los tuits más populares de la muestra relacionados al candidato, sólo se encuentran aquellos que comparten noticias y fotos sobre Massa y su esposa pronunciándose a favor de #NiUnaMenos.

Twitter es un micromundo. Genera miles de gigabytes de información por minuto a nivel global. Su evolución es también nuestra evolución, y la velocidad que imprime en nuestra vida diaria nos obliga a desarrollar más y mejores técnicas para entender e incorporar toda esta información en nuestro estudio de la política argentina. En casos como #Nisman o #NiUnaMenos, podemos ver como se convierte en una herramienta prioritaria para expresarse, compartir, y hasta organizarse en comunidades. Vemos también cómo las distancias entre representantes y representados parecen, al menos virtualmente, volverse cuasi nulas. Sin embargo, eventos virtuales tan disimiles nos muestran inicialmente, su versatilidad como tal: a veces, para polarizar. A veces, para unificar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada