domingo, 28 de junio de 2015

Redes sociales en favelas: Acceso a servicios y bienes fuera del mercado

¿Las redes sociales importan para el acceso a los bienes y servicios obtenidos fuera de los mercados?


Eduardo Marques - Revista Brasileira de Ciencias Sociais

Traducido por David Rogers
La traducción del Rev. bras. Ci. Soc., No.71 vol.24, São Paulo, octubre 2009.


RESUMEN

Este artículo aborda el papel de las redes sociales y la sociabilidad en el acceso de los pobres a los bienes y servicios obtenidos de fuera de los mercados. El artículo utiliza la información cualitativa de la investigación en las redes sociales de las personas pobres que viven en lugares segregados en São Paulo, así como un grupo de control de individuos de clase media. Los resultados muestran la importancia de las redes y sugieren que la ayuda que media tal acceso depende de los tipos de lazos y la confianza que participan, así como el costo de proporcionar la ayuda. Los procesos observados tienden a reiterar las desigualdades, estableciendo circularidades de reproducción de la pobreza.

Palabras clave: pobreza; La sociabilidad; Redes sociales; Sao Paulo.




Este artículo presenta los resultados de un reciente estudio sobre las redes sociales de las personas pobres que viven en áreas segregadas de São Paulo, Brasil. Las redes sociales son representaciones analíticas de contextos y patrones de relación que rodean una situación social determinada. En el caso de este estudio, los patrones en cuestión son los relacionados con la sociabilidad cotidiana de los individuos. El estudio abordó las redes sociales de 209 residentes de siete barrios desfavorecidos de São Paulo, con diferentes condiciones de segregación, y un grupo de control de treinta personas de la clase media. El objetivo fue investigar, a través de análisis cualitativos y cuantitativos, las características y la variabilidad de las redes sociales de estos sujetos y sus efectos sobre la pobreza urbana. Estos efectos fueron calibrados por el impacto de las redes tenían en términos de facilitar (o no) el acceso a bienes obtenidos de los mercados (Marques, 2008), y también para aquellos bienes y servicios importantes para los procesos de reproducción social en situaciones de pobreza y obtienen a través de la ayuda y el intercambio social ajeno a la lógica de los mercados (Marques, 2010). De este modo, las redes sociales producen y aumentan las desigualdades sociales y políticos, incluso entre los pobres.

En este artículo voy a discutir las redes papel que desempeñan para garantizar el acceso a los bienes y servicios obtenidos de fuera de los mercados. La información utilizada en este documento se ha recopilado a partir de entrevistas en profundidad realizadas a 20 entrevistados de la población original, y que cubre una amplia gama de tipos de redes y sociabilidad. Presenté los entrevistados con sus redes como redactadas previamente y les pedí que discutieran cómo se movilizan las redes con el fin de obtener diversas formas de asistencia en su vida cotidiana. Se formularon preguntas relativas a la migración (incluyendo movimientos intra-urbanos), la construcción de viviendas, reparaciones de pequeña escala, ayudar a cuidar a los niños o de la casa, ayuda en tiempos de mala salud, el préstamo de provisiones y dinero, la confianza y el apoyo emocional, los partidos -realización, ayuda para encontrar trabajo y obtener información sobre la política, los servicios y las políticas públicas.

Empiezo el artículo de que se establecen ciertas plataformas conceptuales necesarios para la construcción de mi argumento. A continuación voy a describir los principales procedimientos de investigación adoptadas y proporcionar un resumen de los resultados anteriores. La tercera sección discutirá los tipos de ayuda proporcionados por y para las personas, con especial referencia a las redes personales. Los resultados revelan la existencia de patrones de movilización de la red en el acto de obtener la asistencia social y político. El texto más detalles sobre estos patrones, aunque todos los nombres utilizados en este documento son los alias. A modo de conclusión, voy a continuación, un resumen de los principales patrones identificados a lo largo del estudio.

Intercambios, ayuda y confianza

En esta sección me defino conceptualmente los elementos básicos que intervienen en estas relaciones de asistencia, a saber: el intercambio, la confianza, la reciprocidad y la intimidad. El objetivo no es llevar a cabo una discusión conceptual detallado de estas categorías dentro de las ciencias sociales, o para discutir en detalle los tipos de relaciones que sustentan dado situaciones sociales, sino más bien para establecer la base conceptual necesaria para comprender el posterior análisis. Por otro lado, el estudio no intentó llegar a categorías nativas, sino que se limita a analizar estos procesos importantes teniendo en cuenta propias interpretaciones de los entrevistados, sin ninguna pretensión a reproducirlos.

Las asistencias aquí analizados consisten en actos de intercambio. En el sentido sugerido por la contribución clásica de Homans (1958) "el comportamiento de intercambio social", pero no necesariamente basada sólo en las recompensas y los costos y ciertamente que sólo afecten a la intencionalidad. Estos intercambios son intrínsecamente sociales (Polanyi, 1980) e implican el intercambio de elementos materiales e inmateriales, así como poseer cierta simbólica ayuda dimensiones sociales y de apoyo implican automáticamente de cambio, ya que dependen de la lógica de la reciprocidad, al igual que los que originalmente estudiado por Marcel Mauss. En el sentido de relieve por la tradición antropológica de regalo, los elementos implicados en estos intercambios dan forma conjuntos enteras de amplios significados sociales y simbólicos que, en sus formulaciones originales, proporcionan claves interpretativas a los elementos sociales de amplio alcance (Mauss, [1923] 2003) .

En un sentido más específico, estos intercambios se diferencian entre sí en cuanto a su carácter más o menos impersonal, que abarca un continuo que va desde los intercambios generalizados o impersonales al más personalizado, restringidos y no transferible (Uehara, 1990; Nunes, 1997) , en el que los atributos de los que participan en la transacción son la clave. Intercambios mercantiles, que pueden ser mediadas por el dinero o alguna otra "moneda", son los más intensamente impersonal, aunque siempre implican las relaciones sociales y, como tales, están mediadas por un grupo de procesos sociales, materiales y simbólicos (Weber, [ 1922] 1999; Polanyi, 1980). Es razonable suponer que, en contextos de pobreza, en la que diversos tipos de informalidad abundan en el intercambio mercantil, el nivel de la impersonalidad debe ser menor. En cuyo caso, la economía de los intercambios debe prevalecer en los intercambios de la economía1.

La mayor parte de las condiciones de vida en la ciudad implican intercambios mercantiles, lo que lleva a la conclusión obvia de que las personas con ingresos más bajos (menos bien posicionadas en el mercado laboral) se encuentran con mayores dificultades en la obtención y el mantenimiento de buenas condiciones sociales. La relación entre las redes y los elementos que intervienen en los intercambios mercantiles (principalmente de ingresos y empleo) se han tratado en otros lugares (Marques, 2008; 2010) y no será discutido aquí de nuevo. Sin embargo, las formas asistencialistas de cambio pueden mejorar las condiciones de vida y resolver los problemas cotidianos de las personas de bajos ingresos, los que no tienen los medios económicos para comprar bienes y servicios a través de los canales normales de mercado.

Estas operaciones implican el intercambio tanto de bienes materiales, como dinero, provisiones, herramientas y otros artículos y bienes inmateriales, como la información, el afecto, la solidaridad, el apoyo emocional, etc. Además, todas estas operaciones tienen claramente dimensiones simbólicas, tales como el reconocimiento y prestigio. Estos intercambios no siempre implican bienes o servicios similares, y no necesariamente ser inmediata, que los factores de la deuda en la ecuación de la reciprocidad social. En cierto sentido, los patrones relacionales son siempre las redes de intercambio, no sólo por lo que puede ser canalizada a través de estas relaciones, sino también a través de la reciprocidad involucrados y los niveles de confianza e intimidad que los sostienen en el tiempo. Además, el estado de estas relaciones también puede ser transformado por la dinámica cambiante de intercambio, la reciprocidad y la confianza, como veremos más adelante.

Por otro lado, todos los tipos de ayuda llegan en algunas especies de costo al dador. Este costo puede incluir recursos materiales, como el dinero y los bienes, sino también implicará el tiempo empleado en la prestación de la asistencia, así como las inversiones operativas y emocionales que conlleva. Obviamente, los gastos efectuados a través de estas prácticas son mediadas por las actuales condiciones de reciprocidad y se pueden mitigar, en parte, por los tipos de lazo involucrados. En este sentido, la más costosa la asistencia prestada, más dependiente que estará sobre la existencia de ciertos tipos de corbata y los niveles de confianza capaz de mediar que la reciprocidad (que ofrece mayor o menor seguridad de que se puede confiar en el futuro retorno de la inversión). Sin embargo, como demostraré más adelante, la presencia de la reciprocidad social y la confianza no excluye necesariamente un pago monetario

Por la confianza que entiendo la garantía de que se cumplirán las expectativas de uno con respecto a una relación dada, sean los que sean. Para algunos entrevistados, homophily2 es una condición de la confianza - con los individuos que dicen sólo para confiar en aquellos que comparten sus atributos (o comportamientos). Para otros, hay diferentes tipos de confianza, asociadas a situaciones sociales específicas. Análisis de los casos sugirió que, dependiendo de la situación; expectativas varían de acuerdo con el tipo de lazo, con cada uno requiere su propia cantidad de confianza. De estos tipos, tres fueron identificados: personal, profesional y político / asociativa.

La primera de ellas es la más común y la preocupación de cómo fiable el ego considera a sus contactos a ser con respecto a los asuntos de carácter personal. Esto se asocia con la intimidad, pero sólo depende de él en las relaciones de confianza, como veremos más adelante. La confianza profesional es la garantía que el ego tiene que sus contactos se mantener su parte del trato en las actividades profesionales. Este tipo de confianza aparece mucho en las entrevistas con los propietarios de pequeñas empresas y otros que dependen de los compañeros de trabajo regulares. Por último, la confianza asociativa / político, que apareció con menos frecuencia que los otros dos, implica la garantía de que uno de los contactos serán cumplir las promesas hechas en relación con actividades, alianzas y disputas políticas. En todos estos casos, la confianza se puede producir en las relaciones horizontales o verticales, siendo compatible con las disparidades de poder y jerarquía.

Diferentes grados de confianza, a su vez, se asocian generalmente con diferentes formas de reciprocidad. La mayor parte del tiempo, la asistencia de baja confianza se asocia con la reciprocidad moral e impersonal típico del grupo de pertenencia, de acuerdo con lo Blokland (2003) llama a los archivos adjuntos (después de Weber [1922] 1999) - es decir, las relaciones no instrumentales basados ​​en la racionalidad y el valor de pertenecer a grupos circunscritos dentro de identidades compartidas. También se asocia con relaciones más instrumentales basadas en la reciprocidad mediante trueque directo; o lo que Luciano, un entrevistado de la barriada Jaguaré, llamado 'dar y tomar' relationships. Mientras que las relaciones que unen los primeros están vinculados tanto con la racionalidad (deliberada y consciente de la acción) y los valores, éstos se basan en racional, acciones orientadas a objetivos en una manera similar a la definida por Blokland (2003), después de Weber ([1922] 1999). En el otro extremo del espectro, las relaciones que implican altos niveles de confianza se asocian a los intercambios y la reciprocidad específicos que pueden ser distribuidos a través del tiempo e implican diferentes bienes materiales e inmateriales. En este caso, la reciprocidad es totalmente personalizado y respaldado por un tipo específico de vínculo personal.

La intimidad, por otro lado, también se basa en la seguridad de que el otro va a mantener su / su parte del trato, pero su atención se centra en cuestiones de carácter personal que requieren confidencialidad derivado de un alto grado de confianza. En palabras de João, un residente del complejo de viviendas Cidade Tiradentes, "la intimidad es un partido abierto". A diferencia de la confianza, la intimidad sólo puede figurar en relaciones en las que las diferencias de jerarquía o poder permanecen ligero.

Además de los diferentes costos de la prestación de asistencia, otros factores que influyen en el acceso a ayudar a - y por lo tanto el impacto que pueden tener en las condiciones de vida y la pobreza - son la variedad de tipos de lazo y grados de confianza presente en las relaciones.



Diseño del estudio y los resultados anteriores

El estudio trazó las redes personales de 209 personas que viven en la pobreza y de treinta personas de la clase media a través de los mandos a comparativa Con el fin de estudiar los efectos de la segregación espacial en las redes sociales que elegí siete lugares muy diferentes en términos de distancia de la centro, grado de consolidación, los patrones de la construcción / inmobiliario y niveles de intervención del Estado, teniendo los primeros estudios sobre la pobreza en São Paulo como una base (CEM / SAS 2004) en la toma de esta selección. Opté por estudiar las redes personales en contraposición a la comunidad o networks3 basada en el ego, ya que creo que una parte importante de la sociabilidad que influye en la pobreza no tiene lugar cerca surroundings4 inmediata del ego.

Treinta entrevistas se realizaron por localidad entre septiembre de 2006 y agosto de 2007. Las áreas de estudio incluyen tugurios centrales, cuatro barriadas - Vila Nova Jaguaré, Paraisópolis, Vila Nova Esperança y Guinle - un asentamiento irregular en Jardim Ângela, y el bloque de viviendas Cidade Tiradentes. Un grupo de control de clase media también fue entrevistado, aunque en ningún lugar específico. De hecho, la localización de la clase media indica un alto grado de concentración en torno al centro ampliado de la metrópoli, aunque las redes individuales pueden ir mucho más lejos y no incluir a los vecinos, configurando lo que Wellman (2001) llama "comunidades personales".

Las entrevistas utilizaron un cuestionario semi-abierto y un generador y entrevistados nombre fueron seleccionados al azar durante las visitas a los lugares de estudio, hechas tanto en días laborables y en weekends5. Los participantes de la clase media fueron seleccionados de un amplio espectro, visto como el único objetivo de su inclusión era servir como un estándar de comparación en el análisis de las otras redes.

Estos datos se manejó el uso de herramientas de análisis de redes sociales, lo que resulta en 239 networks6 personal. Después de ejecutar los análisis estadísticos, intencionalmente escogí un conjunto de veinte redes personales a formar la parte cualitativa del estudio, la combinación de tipos de red, la configuración regional y profile7.The entrevistado presente artículo explora esta información cualitativa, revelando patrones asociados a las redes y la sociabilidad que median el acceso de estas personas a los bienes y servicios obtenidos de fuera de los mercados.

Antes de que vayamos más lejos, sin embargo, voy a presentar brevemente los principales resultados de las primeras etapas del estudio, con el fin de posicionar mejor al lector.

En primer lugar, en comparación con las redes de la clase media, las redes personales de los pobres tienden a ser más pequeños, más local y menos variada en términos de sociabilidad. Prácticamente no existen interrelaciones entre los diferentes grupos sociales y de ingresos. Esta es una de las características fundamentales de la reproducción de la pobreza y la desigualdad social, pero no deriva de las propias redes, sino que representa una faceta relacional de la estructura social brasileña.

A modo de ejemplo, los siguientes sociogramas presentan las redes de dos mujeres, una pobre (Figura 1) y la otra de clase media (Figura 2), que sirven como ejemplos representativos de cada grupo. Sociogramas son representaciones gráficas de los patrones de unión, en los cuales característica entidades (personas, grupos, empresas, organizaciones) como nodos y las relaciones (de cualquier tipo) como líneas (los durmientes). Como podemos ver, la primera red es más pequeño, más simple, menos en clúster y más centrada en el ego que el segundo.





El análisis mostró que no hay conexiones directas entre las variables socioeconómicas y patrones de relación. Las redes están influidos por tales condicionantes factores socioeconómicos como el sexo, edad, nivel educativo, ingresos, la migración, la membresía de la iglesia o asociación y la segregación en sí, aunque de una manera indirecta y combinado, generando un patrón [8] intrincado y complejo Estos condicionantes tienden a hacerse sentir a través circularidades que perpetúan situaciones y relaciones sociales y reproducen las desigualdades de una manera que es persistente, pero no necesariamente categórica en el sentido de la palabra (2005) de Tilly.

Teniendo en cuenta la variabilidad encontrada entre estas redes, desarrollé dos tipologías básicas de las redes y de los patrones de sociabilidad. Los resultados sugieren que, si bien las redes de individuos pobres son generalmente más pequeñas, más local y menos variados que los de sus homólogos de clase media, que, no obstante, varían mucho entre sí. Si, por un lado, muchas de estas redes actuales patrones de sociabilidad a la vez muy locales y basadas en vínculos primarios (de la familia, el barrio y la amistad), una parte considerable también presenta una sociabilidad menos locales, generado en gran parte dentro de los entornos organizativos o institucionales (trabajo , iglesia, sindicato). La superposición de estas heterogeneidades sugiere la existencia de patrones relacionales más amplios, con variada sociabilidad y potencialmente menor homofilia.

Así, además de las principales diferencias entre los promedios de los grupos, las redes y los patrones de sociabilidad también variaron considerablemente dentro de cada grupo. Los siguientes sociogramas ilustran las redes de dos individuos pobres que revelan ampliamente diferentes patrones relacionales. En las figuras 3 y 4, la simbología de los nodos y clusters muestra los ámbitos de sociabilidad en el que el ego se reúne con cada miembro de la red.





El análisis que siguieron especifica los impactos de las redes tenía sobre las condiciones sociales y económicas. Se hizo evidente que el empleo, incluyendo puestos de trabajo con mayores niveles de protección, y la ausencia de precariedad social tienden a ser influenciados positivamente por los patrones locales de menos y menos primarios de la sociabilidad, a diferencia de las variables más tradicionales, como los niveles de escolaridad, la edad y los ingresos , los cuales no cuentan como significativo. Además, junto a la tradicional variables, redes y sociabilidad ayuda para explicar los ingresos individuales. Los resultados del análisis multivariado reveló la importancia de factores tales como el tamaño del hogar y el nivel educativo. Además, sin embargo, otras tres variables de red asociados con redes también demostraron ser pertinente, a saber: 1) el tipo de red y la sociabilidad (promedio, redes variadas con no tan local y menos sociabilidad primaria); 2) tamaño de la red; y 3) la variabilidad de la sociabilidad; artículos 2 y 3 interactuar, respectivamente, con ingresos estables y segregación. Promedio de tamaño redes con menos sociabilidad local o primaria tienen efectos positivos sobre la renta (Marques, 2009; 2010). En el caso de algunos individuos segregadas, este efecto se refuerza por la presencia de variada sociabilidad, lo que ayuda a combatir el aislamiento social producido por la segregación.

Sin embargo, se mantuvo a ser mejor entendido cómo estos individuos en su vida cotidiana movilizaron estas redes, ya que las redes son estructuras pasivas que se movilizan de manera diferente por las personas y las situaciones y circunstancias que consideran. En la siguiente sección, que se basa en el material cualitativa recopilada por el estudio, avanza en esta dirección mediante la exploración de la utilización y la mediación de sociabilidades y redes en el acceso de los individuos a los bienes y servicios obtenidos fuera de los mercados.

El acceso a la asistencia

La información extraída de las entrevistas sugieren que la asistencia que media el acceso toa ambos mercados y el apoyo social pueden agruparse de acuerdo a una superposición entre la confianza, el costo y el tipo de reciprocidad. Dependiendo de la situación, la reciprocidad y la confianza involucrados asumen una gama de formas y aspectos, y el intercambio pueden ser más o menos personalizada. Por otro lado, en el caso específico de volver cada uno a favor específica, los costos, obviamente, no se limitan a las dimensiones monetarias, adquirir contenidos distintos, a menudo mezclando el prestigio, el afecto, la expectativa de retribución y dinero. Otra dimensión relevante para estos costos es el tiempo y la disponibilidad de personal dedicado en el suministro de la ayuda, así como su frecuencia o perpetuidad. Como tal, mientras que relativamente poca riqueza circula en el mundo de los pobres, la prestación de asistencia de alto costo es muy común.

Hay una línea a menudo tenue entre lo que es puramente una compra estructurado el mercado y lo que constituye el intercambio a través de la reciprocidad social, aunque también la participación de los pagos en efectivo. En el primer caso, a pesar de que las personas pueden conocerse entre sí, la transacción es puramente la compra de un bien o servicio que podría muy bien ser adquiridos en otros lugares. Por otro lado, tenemos a los intercambios sociales que también pueden implicar el pago, incluso entre las personas muy cercanas. En este caso, el dinero no es más que una de las dimensiones implicadas en el intercambio, que no es generalizado, pero específico y personalizado por los vínculos de confianza que participan. Al parecer, estos pagos en efectivo constituyen retribuciones que ayudan a reducir el costo de los favores prestados, además de otros factores tales como el aumento de prestigio y afecto o pay-back para, o la promesa de asistencia pasado o el futuro, en el contexto de reciprocidad.

Teniendo en cuenta estas dimensiones, hay básicamente tres tipos de ayuda observable: inmediata, ayuda bajo costo; más constante y ayuda costoso; y ayudar a la participación de la confianza y la intimidad. En lo que sigue voy a discutir cada detalle, ilustrado, siempre que sea posible, con ejemplos de las entrevistas. En términos generales, a medida que avanzamos de un tipo que escribir tres, el nivel requerido de confianza y corbata aumenta la fuerza, al igual que el costo incurrido. Cada tipo de ayuda está asociado con una forma específica de reciprocidad.

Las formas más inmediatas y de bajo costo de ayuda requieren inversiones de confianza baja

Este tipo incluye ayuda en tiempos de mala salud, el préstamo de herramientas y provisiones, que cuidan de la casa de alguien mientras están fuera, así como la repercusión de la información sobre los servicios y puestos de trabajo. Â Por lo general se asocia con lazos de amistad, en el que el contacto es frecuente pero superficial; el tipo Luciano de la barriada Jaguaré describe como relaciones "Hola, ¿cómo te va". En general, este tipo de ayuda se produce en las relaciones con un bajo grado de personalización y sólo la reciprocidad distante. La mayoría de los lazos que participan son vecinal y se rompen fácilmente, especialmente a través de los cambios de residencia. Sin embargo, también son fáciles de reemplazar en la nueva residencia, aunque el entrevistado puede expresar una preferencia por los que están en una localidad o el otro. Los lazos que sustentan este tipo de ayuda, básicamente funcionan como soportes impersonales para las relaciones de reciprocidad en la prestación de asistencia diaria. Como tales, no requieren la confianza y la reciprocidad es tenue.

En la raíz de este tipo de ayuda se encuentra un sentido difuso de la solidaridad. Si tenemos en cuenta que todos los tipos de solidaridad están asociados con las identidades, en este caso estaríamos hablando de una identidad suelto o sentido de pertenencia a un grupo grande, como "nosotros, los de la comunidad", "los pobres", "los hermanos de la fe "o simplemente" la raza humana ".A El discurso que se desprende de las entrevistas para justificar este tipo de ayuda se asocia con este sentido de pertenencia a un grupo más amplio. Como João del complejo de viviendas Cidade Tiradentes dice, "cuando se trata de estar enfermo, incluso sus enemigos tienen la compasión". Crisis de salud son un ejemplo perfecto para este tipo de situación, en la que a menudo se puede contar con la ayuda de los vecinos, que podría prestar un coche o conducir al enfermo a un hospital, como en los casos relacionados por Lúcia, David, Luciano y Rafaela, de los barrios pobres y favelas de Paraisópolis, Jaguaré y Vila Nova Esperança, respectivamente. Los lazos que canalizan este tipo de ayudas son normalmente los que Blokland (2003) llama a los archivos adjuntos.

A pesar de que este tipo de ayuda no requiere una base de confianza antes, puede ser retenido de los que han fallado en proveer los requisitos mínimos de la reciprocidad en el pasado, ya sea en forma personalizada o una forma generalizada. En palabras de João, de Cidade Tiradentes, "siempre he usado para prestar herramientas, pero yo no lo hago nunca más, porque la gente no vuelven ellos". Por el contrario, la prestación de asistencia durante una crisis de salud puede servir para profundizar en la relación entre las personas, aumentando la confianza de uno en la persona que vino a la propia ayuda y tal vez incluso el establecimiento de un mayor grado de intimidad. Así, mientras que ni la confianza ni la intimidad son necesarios para que alguien para proporcionar este tipo de asistencia, dado su carácter prácticamente impersonal, ambos pueden ser positiva (o negativa) Â afectados por la disposición (o no) de tal ayuda.

La transmisión de información sobre las oportunidades de empleo se puede asociar con los tres tipos de ayuda, pero a menudo se transmite a través de los lazos equipadas para, asistencia sólo inmediata bajo costo, especialmente cuando se trata de las vacantes de más locales. En su forma más extrema, dicha información puede incluso venir de completos extraños. En el caso de João, por ejemplo, la información que llevó a su conseguir un trabajo se le dio en un parque por alguien que nunca había conocido antes, mientras que para Ednalva, desde la favela Paraisópolis, se trataba de alguien que conoció en la autobús. María, una mujer desempleada de la barriada Jaguaré, que utiliza para recoger materiales reciclables a fin de mes, aseguró un trabajo de limpieza, gracias a la información de un conocido que hizo cuando empezó a asistir a una nueva iglesia. No cuesta nada para transmitir este tipo de información y que se puede propagar a través de las conexiones más débiles posibles y, a veces incluso por encuentros casuales, de una manera similar a los lazos débiles descritos por Granovetter (1973).

Específicamente a este respecto, ciertos lugares donde la información circula más libremente tienden a generar potenciales intersecciones entre las redes de individuos que apenas se conocen entre sí, en todo caso. En este caso, no es el efecto de la red de cualquier ego dado, sino de espacios compartidos específicos que hacen posible para aprovechar las redes de personas fuera de la propia red. Peluquería Antonio es un ejemplo de ello. Antonio es también un pastor y el director de una organización de la comunidad en Paraisópolis. De acuerdo con los entrevistados, ese espacio particular, representa un lugar importante para el intercambio de información y sirve como un punto de convergencia. Lo mismo puede ocurrir alrededor de las personas que se sabe que tienen redes extensas. Rafaela, desde Vila Nova Esperança, y Antônio y Jorge, desde Paraisópolis, dicen que a menudo son abordados por las personas, a veces incluso extraños, en busca de información sobre ofertas de empleo. Los tres son, por cierto, los líderes de la comunidad con la participación en las actividades asociativas.

Sin embargo, es importante aquí destacar una diferencia clave en relación con los resultados del trabajo influyente de Granovetter. Argumentos de la autora acerca de la importancia de los vínculos débiles con el demandante de empleo se basan en la idea de que si un ego dada ha estado en paro durante un cierto periodo de tiempo, cualquier trabajo que no finalmente viene su camino no va a venir a través de lazos fuertes - porque si éstos tenían ese potencial, que probablemente no habría permanecido desempleados durante tanto tiempo. Técnicamente hablando, el argumento se deriva de una regularidad empírica observada por Granovetter y apodado la "tríada abierta prohibido": si un ego dado tiene una fuerte relación con A y otro con B, es muy poco probable que A y B deben tener ninguna relación todos. Nueva información es, por tanto, mucho más propensos a llegar a usted a través de los vínculos débiles que a través de uno fuerte [9].

En aparente contradicción de las conclusiones de Granovetter, un número significativo de los puestos de trabajo de mayor calidad que se encuentran por los entrevistados llegó a través de los lazos fuertes, incluso los lazos familiares. Sin embargo, la evidencia se refiere en gran parte a los primeros puestos de trabajo de los inmigrantes recién llegados o que buscan trabajo por primera vez. Todo se reduce al hecho de que, cuando estos individuos dibujan por primera vez en las redes que los absorben (o integran los adultos jóvenes en el mercado laboral), nueva información sobre oportunidades de trabajo proviene de enlaces fuerte y débiles. [10] Este efecto tiende a ser particularmente fuerte para las personas poco cualificadas en el borde de la supervivencia, para los que prácticamente cualquier trabajo puede hacer toda la diferencia.

Ejemplos de estos casos son Ana Luiza, Luciano, João, Rafaela, Lúcia y David, quienes obtuvieron importantes puestos de trabajo en tiempos gracias a la información canalizada a través de los familiares. En el caso de los cuatro primeros, fueron asegurados estos puestos de trabajo cuando llegaron a São Paulo desde el Noreste [11], mientras que para David y Lúcia, fue cuando empezaron su vida laboral en São Paulo en su adolescencia.

A pesar de tener este punto en común, sus trayectorias (y sus consecuencias) son muy diferentes. Con la ayuda de un familiar, Ana Luiza encontró un trabajo estable en una tienda de ropa de la venta de vestidos de novia en el centro de São Paulo, pero lo que realmente quería era llegar a ser autónomos. Después de algún tiempo de trabajo, ella aprendió a hacer guirnaldas de la boda con la ayuda de algunos amigos y dejó su trabajo. Ella ha estado trabajando desde su casa desde entonces, aprovechando los contactos que hizo durante su tiempo en la tienda. Además de su ingreso más alto, ella ahora tiene control sobre su propio trabajo y ya no tiene que viajar cada día desde Vila Nova Esperança en el centro de la ciudad. El caso de Luciano también es digno de mención. Después de trabajar con sus hermanos en una panadería en un barrio de clase media cerca de Vila Nova Jaguaré, él también comenzó su propio negocio. Después de un período crítico durante el cual tuvo que contraer grandes deudas y vender su casa para pagar a retirarse, ahora se encuentra en una situación muy próspera en términos relativos. João, de Tiradentes, también consiguió su primer trabajo en São Paulo a través de un familiar - un hermano-en-ley que trabaja en un taller de carpintería. Sin embargo, el futuro de João resultó ser mucho menos prósperos que los de Ana Luiza y Luciano. Por último, Rafaela, desde Vila Nova Esperança, fue ayudado en el trabajo por una tía en dos momentos claves: primero, cuando llegó a Sao Paulo desde el noreste, sólo para retroceder un año más tarde; y otra vez cuando su migración pendular trajo de vuelta a São Paulo.

Los efectos de los solicitantes de trabajo por primera vez en São Paulo parecen ser bastante similares. David peleó con su padre durante su adolescencia y salió de la casa familiar en Paraisópolis. Consiguió su primer trabajo, en una tienda de fotografía, con la ayuda de su hermana. Los dos hijos de Lúcia consiguieron sus primeros trabajos en el taller de un neumático del mecánico de automóviles cerca de Vila Nova Esperança gracias a un tío.

Los dos primeros casos - las de Ana Luízia y Luciano - muestran que la planificación futura también puede jugar un papel importante en la capacidad del individuo para ordeñar las oportunidades relacionales que surgen. La presencia o no de esta planificación se asocia con las mentalidades culturales a través de la cual el individuo ve la sociedad y su / su situación, en el sentido de Lamont y Small (2008, p. 8), es decir:  "un esquema interpretativo que simplifica y condensa la realidad social, elegir de manera selectiva y codificar objetos, situaciones, acontecimientos, experiencias y secuencias de acción ". En los dos casos mencionados, los entrevistados planean su inserción de acuerdo con las situaciones en las que se encontraban,  y este les permitió utilizar los conocimientos adquiridos en la tienda de la panadería y la ropa para iniciar sus propios negocios como propietario y autónoma profesional, respectivamente.

En el otro extremo nos encontramos con personas que adoptan una postura más pasiva antes de su futuro; una situación bien ilustrado por João, de Tiradentes, que tenía largas e importantes relaciones con las personas que estaban sin trabajo, pero hicieron poco para mejorar su suerte. En sus propias palabras, su compañero de una relación de nueve años "no luchó". Para João, muchas personas "no tienen ambición, o tal vez es una falta de sentido común o la pereza llano. Me refiero a la ambición normales, tener una casa, un armario para colgar sus cosas en". Sin embargo, no es exclusivamente una cuestión de esfuerzo, pero también una de la planificación: estas personas "sólo recuerdan a comer cuando tienen hambre No es así como funciona, que acaba de acordarse de planta cuando ya estás con hambre.". Creo que este comportamiento puede ser visto no sólo como el producto de decisiones, sino también como el resultado cognitivo de adaptación de una acumulación de situaciones precarias experimentado a lo largo de ciertas vidas de las personas, lo que reduce su grado de libertad y opciones.

Otro aspecto a destacar es ayudan para obtener acceso a los servicios públicos y los beneficios de la póliza. La información no sugiere la existencia de ayuda personalizada que implica reciprocidad electoral en la obtención de los servicios públicos y los beneficios de la política, al contrario de lo que se afirma en la vasta literatura sobre clientelismo político. Confirmando los resultados de estudios anteriores sobre el acceso a los servicios públicos y los beneficios de la póliza en São Paulo (Figueiredo, Torres y Bichir, 2006), no hubo evidencia de intermediación, ya sea personal, política o de cualquier otra forma, asociado con las relaciones de reciprocidad electoral .

Esta tendencia está relacionada con la universalización del acceso a los servicios públicos más básicos y beneficios de la póliza en la reciente historia de Brasil desde el retorno a la democracia, como ya se ha demostrado en estudios específicos sobre el tema (Figueiredo, Torres y Bichir, 2006; Figueiredo et al ., 2005, por ejemplo). Sin embargo, eso no significa que no existan intercambios sociales asociados con dicho acceso, sino que más bien indica, en contraparte, que tales beneficios se han reformulado como derechos frente a electoralmente moneda negociable. Esta distinción es conceptualmente importante, ya que la tradición de los estudios en esta área es asumir la presencia de clientelismo político donde el acceso a estos beneficios implica alguna forma de intercambio. Como sabemos, las relaciones sociales siempre implican intercambios, que pinta como algo ingenua a la interpretación de la institucionalización de las políticas públicas como una desintegración social de las relaciones entre el Estado y la sociedad. Baste recordar todas las dimensiones sociales involucrados en la implementación de políticas públicas a través de la burocracia a nivel de calle que se enumeran por Lipsky (1980) .12

El quid de la cuestión es lo que circula en los intercambios relacionados con el acceso de política, no cómo socialmente "desencarnado" esos intercambios pueden o no ser. El clientelismo es definida por el establecimiento de relaciones en las que ayudan a acceder a los beneficios de la política se cambia por el apoyo electoral. Y es precisamente esta dimensión que se ve afectada por la expansión universalista de acceso a los beneficios de las políticas públicas, visto como el valor electoral de este apoyo se desploma cuando se entienden los beneficios de ser - y lo más importante, se sienten a ser - los derechos de los ciudadanos .

Como tal, incluso en ausencia de campaña electoral en el sentido clásico, las entrevistas con frecuencia presentan casos de referencias institucionales que eran personales en carácter. Uno de estos casos fue el de Carlos, un joven residente de un barrio pobre de Sao Paulo, y su directora de la escuela, quien le había transferido a una escuela mejor. Esto también ocurrió con Marta, otro residente de los barrios pobres, que lograron subirse a un curso de informática gracias a la mediación de la directora de la guardería municipal a la que asistieron su hijo. En la misma línea, los técnicos de política pueden servir funciones importantes en relación con otras iniciativas públicas, explicando los procedimientos y expedición personas para la asistencia, como en el caso de los agentes comunitarios de salud (Lotta, 2006) .A Además, los contactos con las redes y asociaciones también ayudar a la comunidad canalizar este tipo de asistencia, sobre todo en las redes personales de los pobres o de edad avanzada. En una de las áreas de estudio, el párroco local, se duplicó como un poderoso líder social y político, ocupando el papel de mediador entre el ámbito local y el universo formal de las instituciones.

A medida que estos intercambios implican reciprocidad, los individuos que producen tal mediación con frecuencia lograr proyección y distinción, especialmente entre los pobres y los ancianos, que dependen más de este tipo de apoyo. Sin embargo, en todos estos casos, es más un caso de hacer la información disponible y la prestación de asistencia con cinta roja (que puede suponer un gran obstáculo para este grupo social) que los de la intermediación en el sentido clásico, asociado a formas de reciprocidad con algunos vuelta electoral.

Más ayuda constante, crucial y  costosa

Este tipo de ayuda incluye situaciones crónicas de la mala salud que requieren atención constante; cuidado de niños todos los días; las tareas del hogar; ayudar con la migración; y préstamos de pequeñas sumas. En todos estos casos, equivale a un relativamente costoso (aunque no necesariamente de manera financieramente) la actividad para el proveedor. Los casos estudiados indican que no es a menudo el pago involucrados, incluso para las personas muy cercanas al destinatario (hermanos, padres, amigos, etc.). Veo estos pagos como una forma de mitigar la carga de costo incurrido por el ayudante, pero estos intercambios no debe interpretarse como cualquier edad transacción mercantil, ya que implican reciprocidad y dependen de la confianza. En este sentido, la prestación de este tipo de asistencia en una forma puramente personalizados-de mercantil y constituye algo muy diferente. En el caso de la clase media, esa ayuda costosa proviene con frecuencia en el mercado, a través de guarderías, niñeras, enfermeras, los constructores y los préstamos bancarios. En el caso de los pobres contrataciones, mediada por el mercado se limitan a los servicios de construcción especializados. Todas las demás formas de asistencia son proporcionados socialmente y de acuerdo con la lógica de la reciprocidad y la confianza.

El cuidado de los niños mientras los padres salen a trabajar es un servicio prestado por lo general miembros de la familia, incluyendo hermanos mayores o vecinos, con o sin pago en efectivo. En el caso de Jorge, desde Paraisópolis, la tarea fue siempre una paga uno llevado a cabo por una hermana-en-ley, mientras que para María, desde la zona más pobre de Jaguaré, eran sus vecinos que se ocupaban de los niños, también en una base de pago. María dijo una vez: "nadie lo hace por libre". Jorge y su esposa nunca necesitan a nadie para cuidar a los niños a diario, pero su hermana-en-ley hace la escuela de gestión a cambio de un pago mensual. Por otra parte, algunos casos hicieron relacionar el cuidado de niños no pagado por los vecinos, aunque no con cuentas poco frecuentes de maltrato. De ahí que la confianza es una dimensión tan importante en este tipo de asistencia, a pesar de que muchas personas tienen a nadie en una posición de confianza para asumir la tarea.

El cuidado de los enfermos graves también implica altos costos y niveles de confianza. Lo mismo se puede decir de la atención postnatal para las mujeres con hijos recién nacidos. En estos casos, es casi siempre la familia que proporciona el soporte. Cuando una madre después del parto vive lejos de su familia y no tiene una red personal fuerte para sacar de ella tiende a moverse de nuevo a la familia temporalmente, incluso si esto significa ir a peores condiciones de vida. En un caso reportado por Carlos, su hermana, que vive en una buena casa fuera de la barriada, se trasladó de nuevo a la familia cabaña durante las últimas etapas de un embarazo de alto riesgo, compartiendo habitación con el entrevistado, su hermano y su madre.

Se ha de señalar que, contrariamente al proceso de autoconstrucción ampliamente narrado en la literatura durante los años 70 y 80 (Kowarick, 1979), ningún caso surgió de la comunidad ayuda mutua en la construcción de viviendas. Mientras algunos entrevistados dijeron que sus casas fueron construidas originalmente en esta forma (parcial o completamente), la gran mayoría de estas descripciones, y todas las descripciones de los eventos más recientes, indica la contratación de constructores o algún colectivo, pero no esfuerzo de la comunidad. Por proceso colectivo entiendo la asistencia de un grupo pequeño pero selecto basada en la reciprocidad personal, que es muy diferente de los procesos comunitarios, que implican la participación de un gran número de personas y se apoyan en el principio fundamental de la identidad o solidarity. En la mayoría de los casos identificados por el estudio, la construcción se llevó a cabo por miembros de la familia y amigos cercanos, con un poco de pago que deberá efectuarse, especialmente a aquellos prestación de servicios especializados (las eléctricas y plomería), aunque éstos fueron casi siempre alquilar en el mercado a precios locales y en un manner. impersonal Los casos de Jorge, Lúcia y Rafaela son ilustrativos. Jorge, un líder de la comunidad en Paraisópolis, recibió ayuda del único tío de su esposa y en la construcción de su casa a su hermano-en-ley, pero tenía que pagarles. Lúcia también recibió ayuda de las leyes y su hijo, mientras que Rafaela sólo tenía su esposo y hermanos para ayudar a construir su choza de madera en Vila Nova Esperança. Rafaela ha vendido desde la choza de su hermana y ahora vive en una casa de ladrillo comprado con lo que se las arregló para escapar de su salario como limpiadora.

Uno de los aspectos que cuentan con más regularidad en los resultados es la asistencia con las migraciones, sobre todo teniendo en la gente y ayudarles a encontrar su primer empleo en la nueva ciudad. A veces, la persona que recibe el migrante, por lo general un miembro de la familia o amigo cercano de la vieja ciudad natal, en realidad cubre los costos de la migración, ya sea en condición de reembolso o de otra manera. Algunas personas se especializan en este tipo de ayuda. Lúcia, desde Vila Nova Esperança, habló de cómo recibió regularmente los migrantes a su hermano-en-ley de llegar a la zona, tanto en una base de pago y gratuita. Incluso construyó algunas unidades de cubierta en la parte posterior de su lote para poder alquilarlas. Otras personas, como la tía de Rafaela desde Vila Nova Esperança, no cobran por esta ayuda. Esta tía, una vez al receptor de la ayuda a sí misma, ha puesto a varios otros miembros de la familia. Su casa es una "especie de albergue", dice Rafaela.

Las cuentas también mostraron que las migraciones pendulares son bastante comunes. Por ejemplo, Luciano, de Jaguaré, José, de los barrios bajos, y Rafaela, desde Vila Nova Esperança, todas emigraron entre São Paulo y sus lugares de origen en varias ocasiones. Otros numerosos entrevistados hablaron de los migrantes que regresan. José, de los barrios bajos, y João, de Tiradentes, dijo a los familiares que habían venido a São Paulo sólo para fallar para adaptarse y volver a casa. En palabras de João, que "no se asientan aquí, porque al sur del Noreste es otro país. Todo es muy diferente" . Â

También hubo muchos casos de intra-ciudad se mueve, a menudo con la ayuda de amigos o familiares en otras partes de la ciudad. Estos movimientos pueden ser estimulados por los conflictos con la familia que había tenido originalmente el migrante en, o por la búsqueda de una mejor inserción urbana y profesional. Sin embargo, la primera base de los migrantes parece ser fundamental en la determinación de la dirección profesional y el desarrollo de un empleo trayectoria urbana y una red personal inicial.

Por último, también hay pequeños préstamos en efectivo, con los entrevistados menciona haber prestado o prestado sumas de entre R $ 1,00 y R $ 10,00 (0,5 y 6 dólares). La mayoría de las veces estos préstamos se hacen por y para miembros de la familia o amigos cercanos, ya sean del barrio, el trabajo o la iglesia. Obviamente, "usted pide los que saben lo puede permitir", dice João de Tiradentes. En otras palabras, los prestamistas son estrechos vínculos que son ligeramente mejor financieramente. También puede haber un cierto sentido de la vergüenza en cuestión. João, que vive sola y no tiene apoyo familiar para sacar de, dijo que a veces ha preferido ir a los usureros que correr el riesgo de "ser rechazado por alguien que amo, que sería la muerte de mí".

En el caso de los propietarios de tiendas, estas peticiones parecen ser relativamente comunes, pero Luciano, de Jaguaré, dice que sólo se presta a "los hombres y mujeres de la familia sonido con familias bien consolidadas. Básicamente, sólo para gente decente". La práctica es, por tanto, sujetos a un filtro moral, de lo contrario "el dinero podría ir a la bebida, el juego o para alimentar a las adicciones". Muchos de los entrevistados dijeron que los prestatarios siempre pagan el dinero, por lo tanto, mantener la confianza del prestamista y mantener las puertas abiertas para la asistencia futura. Para propietarios de tiendas que prestan dinero, el interés principal parece estar en consonancia buenas relaciones con la clientela. Según Luciano, "esa persona es un cliente, y usted no quiere molestar a la tarta", pero también hay una reciprocidad muy específico, como "que hay en el día a día, ayudando a cabo", la compra de productos. Una dimensión simbólica importante aquí es la distinción y el respeto ganado por el prestamista regular. Jorge, que es un líder de la comunidad en Paraisópolis, así como propietario de una tienda, dice que "volver el dinero varía mucho de persona a persona. Hay deudas que ni siquiera a los teléfonos". En este caso, existe claramente una asimetría intrínseca de las relaciones (y en algunos casos incluso de jerarquía), sobre la base de una reciprocidad en el que la formación y conservación de prestigio juegan un papel central.

Como este tipo de ayuda implica la confianza y es personalizado, personas que proporcionan la misma son difíciles de reemplazar. Como tal, cortado o reducido contacto con ellos (aumento de la distancia física, una contracción de la economía de los lazos o diversas formas de ruptura) puede resultar en un deterioro de las condiciones de apoyo y crear vulnerabilidad social (en casos extremos, incluso ostracismo). Inmigrantes recién llegados también tienden a sufrir de las dificultades experimentadas en la obtención de este tipo de ayuda, dado su bajo grado de inserción social. Las entrevistas revelaron que se trataba de uno de los principales beneficios que se pueden obtener a partir de tomar en familiares de migrantes. Además de la proverbial "querer lo mejor para la familia de uno", como en el caso de João de Tiradentes, quien dijo que "trajo [pariente] abajo, porque he visto, y todavía ver, un gran progreso en São Paulo" , la formación de un núcleo familiar ampliado físicamente puede hacer la vida mucho más fácil, proporcionando no sólo la comodidad emocional, sino también el acceso a este tipo de ayuda, y que se describe en la siguiente sección.

Ayuda que implica la confianza y la intimidad


Este tipo de ayuda consiste en préstamos de grandes sumas de dinero, que actúa como un confidente, o proporcionar apoyo emocional y político (para los que participan en la política o los sindicatos). Los lazos que canalizan este tipo de asistencia bisagra en la confianza y la intimidad. La mayoría de las veces, este nivel de confianza implica social, política o incluso homofilia moral.

Algunos de los entrevistados que participan en actividades comerciales mencionados préstamos de importantes sumas de dinero. En estos casos, los préstamos tenían una fuerte motivación mercantil, a pesar de estar libre de intereses, ya que se asociaron con la compra de una participación en asociación. Sin embargo, hubo claramente un fuerte aspecto de la confianza que participan, como es común en las alianzas comerciales , especialmente teniendo en cuenta el grado de informalidad característica de esta esfera social particular, donde los lazos de la economía están impregnadas por la economía de los lazos. Esta confianza se basa en un comportamiento de homofilia, según lo descrito por McPherson et al. (2001). El ego no necesariamente prestar dinero a los que están cerca de él, pero en gran medida sólo para los que tienen un carácter similar a la suya, y, por tanto, que puede ser considerado digno de confianza en materia de comercio y el empleo. De ahí que muchos de estos casos son carente de intimidad, con la participación de personas cuya única interacción es dentro de la esfera pública.

Para confidencias y apoyo emocional en asuntos más personales, la situación es bastante diferente. Estos casos generalmente implican lo Luciano de Jaguaré describe como temas "picantes", o el tipo de momento Lucía de Vila Nova Esperança denominado "tiempos de precisión". La primera dimensión de homofilia en estos asuntos es de género - las mujeres confían en las mujeres y los hombres en los hombres. La excepción parece ser entre los jóvenes, donde los amigos a veces tendrán confidentes del otro género. Sin embargo, la naturaleza altamente selectiva de este apoyo significa sólo muy pocas personas van a calificar como proveedores de este tipo de asistencia, incluso entre los más cercanos a nosotros.

Otro requisito para el establecimiento de relaciones de confianza extrema es la ausencia de asimetría, ya que parece que sólo las relaciones muy equilibradas permiten este tipo de ayuda. En este sentido, las relaciones de confianza con ciertos miembros de la familia pueden estar fuera de la cuestión, ya que el tipo de proximidad en realidad puede descalificar como posibles confidentes o proveedores de apoyo emocional (aunque hay excepciones). Un ejemplo de que esto puede no ser viable es entre los padres y los niños en las familias tradicionales o patriarcales, en las que la jerarquía y la autoridad son pilares de la relación gramatical. Dicho esto, las relaciones confidente entre madres e hijas adolescentes o adultos parece ser muy común y una fuente clave de apoyo emocional para ambos. Como ya se ha discutido, mientras que la confianza puede estar presente en las relaciones de autoridad, la intimidad no es, que tiende, por lo tanto, de ser el coto de iguales. Creo que esta dimensión no es exclusivo del grupo social analizado aquí.

Un elemento adicional vale la pena subrayar en relación con cuestiones de secreto y apoyo emocional es homofilia conductual, o, para usar las palabras de João de Tiradentes ", cuando ves a los ojos". Para citar a Luciano de Jaguaré: "para mí, la confianza es cuando alguien tiene los mismos hábitos como usted, le gusta lo mismo que usted, tiene la misma fibra que usted, frecuenta los mismos lugares que usted y tiene los mismos gustos como usted". Por lo tanto, es mucho más probable que vamos a depositar la confianza en las personas que comparten nuestras creencias, comportamientos y prácticas. Ejemplos de este abundaban, incluyendo jóvenes confiados en pares con los que tenían mucho en común, homosexuales confiados en otros homosexuales, los cristianos evangélicos en otros cristianos evangélicos, y así sucesivamente. Esta selectividad parece estar relacionado con el hecho de que, ya que estas cuestiones son a menudo de carácter personal, se implican juicios morales mediadas por la existencia de una homofilia de comportamientos e ideas. Esta homofilia potentizes un intercambio de idiomas y repertorios que hace que sea más fácil de entender las cuestiones que se discuten. [13]

Para aquellos entrevistados que participan en la unión o la vida de los partidos políticos, no había otra forma específica de la confianza - la confianza política -, apalancado por un homofilia de ideas basadas en opiniones políticas compartidas. Estas relaciones son a veces jerarquizadas, por ejemplo, entre un líder y los miembros del grupo que él o ella conduce. Mientras que a menudo habrá confianza en estas relaciones, no pocas veces habrá confianza personal o la intimidad. Como David, un joven de Paraisópolis, explica: "cuando se trata de la política me resulta difícil criar a los asuntos personales [], ya que estas personas esperan a mostrar una cierta capacidad, una cierta fuerza, y por eso me lo guardo para a mí mismo, ya que no se sentiría cómodo con ellos sabiendo mis debilidades ". La gramática de las relaciones jerárquicas es inferior compatible con la intimidad.

En el caso de los más costosos ayuda, basada en la confianza, el agotamiento en el número de personas en la red de uno capaz de proporcionar esa asistencia puede crear problemas aún más dramáticos que en las otras dos categorías tratados anteriormente. Esta tallar puede ocurrir debido a los cambios de domicilio, sino también debido a un abuso de confianza o la pérdida de intimidad, lo que lleva a una base reducida de apoyo, sobre todo de la variety. emocional En casos extremos, esto incluso puede ocurrir en el entorno familiar . Esto es exactamente lo que le pasó a Cristina, una madre desempleada de 24 años de tres de Tiradentes. En el momento de nuestra primera entrevista, ella estaba viviendo con la familia de su marido. Un año más tarde, había sido golpeada por su marido, caído en desgracia con sus suegros y se trasladó de vuelta con sus padres, a lo largo de su tercer hijo. Sus otros dos hijos, ahora 9 y 11 (por otros padres) de edades, ya habían sido criada por su madre, pero, en este caso, no era tanto una cuestión de ayuda con el cuidado de niños como la adopción de facto, con Cristina haber renunció todos dicen sobre la crianza de los niños.

Cristina afirma que su familia no puede soportar su marido, el padre de su tercer hijo, un miembro de la pandilla desempleados que con frecuencia se le adelantó. Cada vez que ella fue golpeada por él, sus hermanos harían lo mismo a su marido, pero ella siempre terminaba volviendo a él. Después de esto había sucedido varias veces, ella perdió todo crédito moral con su familia, dejando a los lazos ininterrumpida pero drenado de los contenidos que ella (y la familia) habría esperado de ellos. Y así, hoy en día, a pesar de que vive en el hogar familiar, el entrevistado no está en condiciones de hablar con la mayoría de los miembros de la familia, que la tratan con desdén visible. Para una persona en una situación como ésta, los lazos capaces de canalizar el apoyo emocional y la asistencia basada en la confianza están prácticamente borrados. Cristina es, básicamente, en el umbral de la desesperación. Como ella misma dice, la única persona que sigue ayudarla es un residente del mismo edificio que se compadeció de ella (difusa y solidaridad despersonalizada). Sin embargo, los lazos de la familia han demostrado ser tan fuerte que sus padres continúan alimentarla y darle un hogar.

El contenido de los vínculos en una red personal dada también puede aumentar el número de proveedores potenciales de costosos assistance.Â, basada en la confianza Esto incluso puede ocurrir como el producto de la ayuda previamente prestado. Un caso relatado por Joana, una madre de dos hijos que vive en un barrio pobre, ilustra la situación. Su vecina, recientemente mudado con ninguna conexión en la barriada, tenía tres hijos pequeños y nadie para cuidar de ellos cuando fue a trabajar. Al salir a los niños encerrados en una habitación todo el día, uno de los otros vecinos llamados manutención de los hijos y la policía llegaron a investigar. El entrevistado fue a buscar a los niños de la sala y los escondió de la policía, diciendo que la denuncia era un engaño. Desde ese día, el entrevistado y la madre de los niños se han convertido en muy buenos amigos y ayudar recíprocamente.

Conclusión

Teniendo en cuenta la complejidad del patrón identificado, en esta conclusión voy a resumir las principales dimensiones involucradas. En general, la información sugiere que la ayuda varía en función de los costos involucrados (materiales e inmateriales) y la confianza necesaria, entendida aquí como la seguridad de que el otro va a cumplir con las expectativas de uno, lo que sea.

En un extremo de la escala, tenemos la asistencia de bajo costo que se puede proporcionar a través de las relaciones que requieren poco a modo de confianza, basada simplemente en una solidaridad difusa e impersonal. Este grupo incluye a venir a la ayuda de alguien durante una crisis de salud, herramientas o provisiones de préstamos, mantener un ojo en la casa de alguien mientras él / ella está ausente y la transmisión de información sobre los trabajos y servicios. Este tipo de ayuda se suele canalizarse a través de las relaciones de amistad y no requiere niveles reales de confianza.

En un nivel intermedio hemos asistencia personalizada que implica costo y esfuerzo significativo y / o constante y una cantidad considerable de confianza. En estos casos, los pagos en efectivo no son infrecuentes, incluso a los miembros de la familia o amigos cercanos, como un medio para reducir los costos involucrados. Como se trata de una ayuda personalizada, los que proporcionan que son difíciles de reemplazar, y los que tienen un bajo grado de inserción social pueden enfrentar graves dificultades en la obtención de este tipo de asistencia, creando así un círculo vicioso de la producción de la desigualdad.

Por último, tenemos alto costo y de alta confianza y asistencia altamente personalizado. La cuestión clave en este caso se basa el apoyo en la confianza personal, profesional o político. Como las relaciones lo suficientemente fuertes para proporcionar este tipo de ayuda son relativamente raras, su ausencia puede dejar a la persona en una situación de grave vulnerabilidad.

Toda esta dinámica es un tanto circular y las personas con los niveles más precarias de inserción social experimentan enormes dificultades en la movilización de las formas más costosas de asistencia, lo que perpetúa las desigualdades sociales. Por otro lado, la prestación de ayuda en los momentos importantes en realidad puede cambiar el contenido de las relaciones, impulsar la confianza y volver a calibrar los lazos para la prestación de una asistencia más costosa e íntimo.



Bibliografía


Blokland, T. (2003), Urban bonds. London, Basil Blackwell.

CEM/SAS. (2004), Mapa da vulnerabilidade social da população da cidade de São Paulo. São Paulo, CEM/Cebrap; SAS/PMSP; SESC.

Figueiredo, A.; Torres, H. & Bichir, R. (2006), "A conjuntura social brasileira revistada". Novos Estudos Cebrap, 75: 173-184.

Figueiredo, A.; Torres, H.; Limongi, F.; Arretche, M. e Bichir, R. (2005), "Relatório final, Projeto BRA/04/052 - Rede de Pesquisa e Desenvolvimento de Políticas Públicas: REDE-IPEA II" (mimeo.).

Granovetter, M. (1973), "The strength of weak ties". American Journal of Sociology. 78 (6): 1360-1380.

Guimarães, N. (2009), Desemprego, uma construção social: São Paulo, Paris, Tóquio. Belo Horizonte: Argumentum Ed.

Hanneman, R. & Riddle, M. (2005), Introduction to social network methods. Riverside, CA, University of California.

HOMANS, G. (1958). Social Behavior as Exchange. American Journal of Sociology, 63, 597-606.

Kowarick, L. (1979), A espoliação urbana. Rio de Janeiro, Paz e Terra.

Lammont, M. & Small, M. (2008), "How culture matters for the understanding of poverty: enriching our understanding", in D. Harris e A. Lin, The colors of poverty, Nova York, Russell Sage Foundation.

Lanna, M. (1995), A dívida divina: troca e patronagem no Nordeste brasileiro. Campinas, Editora da Unicamp.

Lipsky, M. (1980), Street-level bureaucracy: dilemmas of the individual in public services. Nova York, Russell Sage Foundation.

Lotta, G. (2006), Saber e poder: agentes comunitários de saúde aproximando saberes locais e políticas públicas. São Paulo, dissertação de mestrado, Fundação Getúlio Vargas.

Marques, E. (2008), "Do social networks matter for poverty?". Artigo apresentado no Encontro Anual do Research Committee 21 da Internationbal Sociological Association (ISA) em Tóquio, Japão.

_________. (2009), "Como são as redes de indivíduos em situação de pobreza no Brasil urbano?". Artigo apresentado no Encontro da Associação Nacional de Pesquisa e Planejamento Urbano e Regional (Anpur) realizado em Florianópolis, Brasil.

Marques, E. (2010). Redes sociais, segregação e pobreza em São Paulo. São Paulo, Ed. Unesp.

Mauss, M. ([1923] 2003), "Ensaio sobre a dádiva: forma e razão da troca em sociedades arcaicas", in _________, Sociologia e antropologia, São Paulo, Cosac & Naif.

McPherson, M.; Smith-Lovin, L. & Cook, J. (2001), "Birds of a feather: homophily in social networks". Annual Review of Sociology, 27: 415-444.

Nunes, E. (1997), A gramática política do Brasil. Brasília, Enap/Zahar.

Polanyi, K. (1980), A grande transformação. São Paulo, Campus.

Tilly, C. (2005), Identities, boundaries and social ties. Boulder, Paradigm.

Vilela, J. (2001), "A dívida e a diferença: reflexões a respeito da reciprocidade". Revista de Antropologia, 44 (1): 85-220.

Wasseman, S. & Faust, K. (1994), Social network analysis: methods and applications. Cambridge, Cambridge University Press.

Weber, M. ([1922] 1999), Economia e sociedade: fundamentos da sociologia compreensiva. São Paulo, UnB/Imprensa Oficial.

Wellman, B. (2001), The persistence and transformation of community: from neighborhood groups to social networks. Toronto. Consultado no site http://www.chass.utoronto.ca/~wellman/publications/lawcomm/lawcomm7.PDF.

UEHARA, E. (1990), Dual Exchange Theory, Social Networks, And Informal Social Support. American Journal of Sociology 96: 521-557.





1 Le debo la observación de esta dimensión y su formulación a mis conversaciones con ENCA Moya y Valéria Macedo, a quien doy las gracias.
2 homophilic relaciones son las que existen entre las personas con los mismos atributos.
3 O, técnicamente, al menos, a un paso del ego.
4 Esta decisión resultó bien tomado, como las redes identificadas por el estudio van desde 5 hasta 148 nodos.
5 Por casualidad no nos referimos estadísticamente es así, visto como la probabilidad de dos residentes de la misma comunidad de ser elegido no es lo mismo (por no hablar de los de otros lugares desfavorecidos de residencia). También debe tenerse en cuenta que no cubrimos la totalidad de cada lugar de estudio, ni adoptamos un enfoque sistemático salto de rana en la selección de los entrevistados. A diferencia de lo que ocurriría en la composición de una muestra aleatoria de los pobres (o los pobres en las áreas de estudio), la investigación combina elección intencional de ubicación con un enfoque basado en la oportunidad de la selección residente.
6 No hay suficiente espacio en este artículo para presentar las técnicas empleadas. Sin embargo, puso brevemente, los datos relacionales recogidos de las entrevistas se procesó como matrices de contigüidad que nos permitieron generar mediciones de relación de centralidad, intermediación, alcance y distancias, así como de las redes egocéntricas y red structure. Para obtener más detalles, ver Marques (2010) y, por referencias técnicas en las redes, consulte Wasseman y Faust (1994) y Hanneman y Enigma (2005).
7 Para una descripción de los entrevistados y un debate comparativo de sus atributos y los del conjunto de personas de las áreas de estudio, vea Marques (2010).
8 Teniendo en cuenta la complejidad del patrón de la influencia de estos factores determinantes, opté por no presentarlos en este artículo. Los interesados ​​deben ver Marques (2010).
9 Obviamente, la lógica asume que todas las demás condiciones en el mercado de trabajo se mantienen constantes y que las redes conectadas al ego por lazos fuertes cambian muy poco - de lo contrario la nueva información podría entrar a través de los cambios en el medio ambiente o las redes económicas, independientemente de la fuerza del vínculo .
10 Guimarães (2009) obtuvo resultados compatibles con esta interpretación después de la aplicación de una encuesta entre los demandantes de empleo en São Paulo. Aunque ella no estudió directamente a sus redes, el autor identificó una disminución significativa en la importancia del círculo íntimo de la demandante de empleo como el individuo hizo mayor.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada